Categorías

Archivo

Últimos comentarios

No hay comentarios
5 curiosidades sobre Jane Austen

5 curiosidades sobre Jane Austen

Jane Austen falleció el 18 de julio de 1817 de fiebre: aunque nunca se ha sabido que enfermedad era la causante, en los últimos tiempos está cogiendo fuerza la teoría de que  murió de la enfermedad de Addison. No fue precisamente hasta después de su muerte que sus libros comenzaron a ser admirados por las élites literarias a mediados del XIX – llegando a ser comparada con Shakespeare por Henry Lewes. Pero, ¿por qué sigue siendo Austen, y no otras autoras como Raddcliffe o Revee, la máxima referente de la novela del siglo XVII?

 

1.         Una de las figuras a las que Austen debe su popularidad contemporánea es Virginia Woolf y fue precisamente ella quién nos dio una de las claves para entender la relevancia de Austen. Para Woolf, Austen fue la primera escritora en abrirse paso en la literatura, un arte al que las mujeres de las élites podían dedicarse como un hobby en su tiempo libre, pero solo realmente dominado por los hombres. Para Woolf, la mujer había sido "vista únicamente en relación con el otro sexo, y qué pequeña parte es esa en su vida". Las novelas de la escritora significaron un cambio en la literatura: no solo da una representación más real de la visión femenina ante temas como el matrimonio, sino que  introduce temas de los que anteriormente las mujeres habían sido relegadas, como la educación.

Eso sí, Woolf no considera a Austen su mejor precedente: “Sea lo que sea que Bloomsbury pueda pensar de Jane Austen, no es para nada una de mis favoritas. Daría todo lo que escribió por la mitad de lo que las Brönte escribieron -si mi razón no me obligase a ver que es una artista magnífica”.

*Woolf escribió sobre Austen y las hermanas Brontë en A Room for One´s Own

*Woolf escribió sobre Austen y las hermanas Brontë en A Room for One´s Own

  

2.         Pero, ¿por qué consideraba Woolf que fue precisamente Austen una pionera de la mujer en la literatura? Aunque algunas escritoras se negaron a utilizar un seudónimo masculino con anterioridad –por ejemplo, Mary Shelley publicó Frankenstein o el moderno Prometeo de forma anónima, una de las causas por la que se atribuyó la obra a su marido – Austen fue una de las primeras autoras en atreverse a publicar bajo un seudónimo femenino. En su primera novela Sense and Sensibility, simplemente firmó con un “by a lady”; así revindicaba la capacidad y disposición de la mujer a abrirse hueco en la literatura.

¿Qué escritoras sí usaron un seudónimo masculino? Las hermanas Brontë: Charlotte Brontë fue Currer Bell; Emily y Anne firmaron como Ellis y Acton Bell. Y... ¿conocéis a Mary Anne Evans? Seguramente solo os suene por su "nombre masculino": George Eliot, autora de Middlemarch.

 

 3. Seguimos con el tema de la educación femenina del siglo XVIII y XIX... ¿qué opinaba Jane Austen? Os dejamos un pasaje de Orgullo y Prejuicio que lo resume bastante bien.

  

En la novela, Lizzie no solo no sabe para tocar el piano como una señorita (todos recordamos como Lady Catherine la insta a practicar en una sala donde “no pueda molestar a nadie”), sino que la protagonista tampoco apoya la educación femenina en “artes menos nobles” que permitan al hombre brillar siempre por encima de la mujer: el organillo está bien, pero mejor es la escritura. El único punto que salvamos de Darcy en esta cita es su referencia hacia la lectura: por medio de ella se cultiva el intelecto de manera libre. Salvamos esta cita porque, realmente, si se esperaba que las mujeres cultivadas leyeran, pero solo dentro de unos géneros (como la “family novel” o las novelas románticas) que Darcy no parece tener en cuenta.

 Estamos seguros que también recordaréis el amor de Lizzie por el aire libre y la actividad física - ¡se fue corriendo y llena de barro a casa de un caballero para ver a su hermana! ¿Qué nos quiere decir Austen? Que las mujeres no deben estar confinadas en casa. Las artes domésticas (como la confección de cojines o forrar biombos) son solo una tarea que las aleja de la libertad intelectual.

Aunque, al final, toda educación es buena siempre que sea del interés de la pupila – y, sino, que se lo digan a Catherine en Northanger Abbey y la sutil y divertida crítica a las “lecturas guiadas”. Aunque Austen se ríe del género gótico durante toda la novela, es solo la lectora de Rudolpho quién se da cuenta de las verdaderas intenciones de los personajes. De esta forma, la autora deja en ridículo al personaje de Henry Tilney y a sus, aunque modernas, impuestas guías educativas.

4.         ¿Sabías que Jane Austen tiene dos novelas inacabadas? Una de ellas es una comedia que estaba escribiendo cuando falleció a los 41 años y a la que tituló Sandinton. Consta de once capítulos y su producción fue interrumpida por su enfermedad. En ella, Austen establece una crítica a la alta sociedad inglesa que, cuando le interesa, abandona toda tradición a favor de la especulación.

La otra novela, The Watsons, ha sido acabada y publicada varias veces: por su sobrina, Catherine Hubback; bajo el nombre The Younger Sister, por la nieta de esta; por Edith y Francis Brown; por John Coates, etc. Nosotros os recomendamos su traducción inacabada e ilustrada por Sara Morante.

5.         Última curiosidad y, como no, sobre su clásico más popular: Orgullo y Prejuicio. Las novelas de Jane Austen resultan tan universales y reales es porque sus obras tienen bastantes detalles autobiográficos de la autora. En Orgullo y Prejuicio, estos se ven reflejados en sus personajes. Sobre Collins: a Austen la quisieron forzar a casarse con un párroco... ¡pero no! La joven se negó y tuvo varios pretendientes (¡incluso estuvo prometida durante un solo día!). Su primer amor, Thomas Lefroy, fue quizás su mayor inspiración para Orgullo y Prejuicio. Ambos jóvenes no se casaron por temas económicos: se esperaba de Lefroy que eligiera a una heredera y elevase la posición familiar. Y esto nos lleva a nuestro próximo personaje… ¿quién se casaría por dinero en Orgullo y Prejuicio? Lizzie: no; Darcy: no; Wickham: sí.

Wickham, como otros personajes de la novela que aceptan el matrimonio por motivos sociales, representa una triste realidad existente en la Inglaterra de la época, mientras que Lizzie o Darcy son el ideal. Aunque aquí tenemos que añadir un pequeño detalle muy sarcástico sobre su amor: ¿recordáis en que momento de la novela se enamora Lizzie? Pues, sí, es cuando ve este pedazo de casoplón en Pemberley:

 

Austen no nos deja ni soñar con el amor más puro

Volviendo a Wickham, este personaje también está inspirado por  los conocimientos de la autora sobre la vida militar ya que dos de sus hermanos tuvieron una carrera en la Marina (algo que también se refleja en Persuasión).

 

¿Qué os ha parecido nuestro blog? Si eres un Janeite, comparte y difunde la genialidad de Jane 

 

23/07/2018 Home 0 28

Deje su comentario

Debe haber iniciado sesión para escribir un comentario.
Continue shopping Compare

has been added to your wishlist.

Continue shopping My wishlists